Gerardo Morales anunció en la Puna una iniciativa para que los titulares de planes sociales se incorporen al trabajo formal, sin perder el beneficio

La Puna, Jujuy, 18 de Abril de 2014

El Presidente del Comité Provincia de la UCR, Gerardo Morales recorrió junto a miembros de la conducción partidaria y legisladores nacionales y provinciales los poblados de Yavi, Barrios, El Cóndor, La Intermedia, Santa Catalina, Cieneguillas y Abra Pampa. En esa región de la puna jujeña, asumieron autoridades de nuevos Comités Municipal y en ese contexto, Morales anunció el impulso a una iniciativa legislativa para que las personas que reciben planes sociales puedan incorporarse al mercado formal de trabajo, sin perder ese beneficio. De esta manera, podrán acceder a los derechos de la seguridad social, entre otros, obra social y aportes jubilatorios. “La inclusión real es la que permite que las personas puedan gozar de un trabajo formal y decente y de todos los derechos derivados de él”, afirmó el líder del radicalismo.

El titular de la UCR jujeña, en la Puna insistió en que “la educación y el trabajo constituyen las dos claves de un modelo de inclusión” y refirió que en Jujuy, durante las últimas décadas se han producido distorsiones que han afectado el trabajo formal, han desalentado la cultura del esfuerzo y han intentado reducir la inclusión a un plan social, dejando de esta manera a enormes poblaciones con ingresos insuficientes, sin accesos a derechos fundamentales, presas de redes clientelares y sin expectativas de progreso.

Precisó Morales que actualmente en la provincia de Jujuy hay 110 mil personas que reciben planes sociales, mientras que en el sector público trabajan 75 mil personas y en la actividad privada sólo 55 mil. De esta manera el Estado es el principal empleador y generador de ingresos. Esta situación difiere radicalmente de la registrada tres décadas atrás, cuando en el sector estatal había 27 mil empleados y en el privado 36 mil trabajadores.

“Consideramos que es prioritario impulsar actividades productivas que generen nuevas fuentes de trabajo, pero también sabemos que es fundamental ir transfiriendo a los beneficiarios de planes sociales hacia una estructura que les garantice su inserción en el mercado de trabajo formal” agregó Morales.

La iniciativa de Morales apunta a que “la persona que tenga un plan social y consiga un trabajo en el sector privado, no pierda el plan”. Precisó Morales que “a veces, por no perder el beneficio, las personas prefieren trabajar de manera precaria e informal”.

Con esta propuesta que Morales impulsa en el Senado de la Nación, por ejemplo, una persona que cobra un plan de 1500 pesos, si pasa a la actividad privada con un ingreso de 6.000 pesos, seguirá percibiendo el plan y del empleador privado recibirá 4500 pesos, que es el sueldo con la deducción del plan social. “Así la persona no perderá el plan social, pero se incluirá, porque pasará a estar registrada formalmente, con obra social y aportes que le permitirán jubilarse” subrayó Morales.