El diputado provincial Santiago Jubert acusó a sectores ultrakirchneristas de alimentar el odio y la división en la sociedad jujeña, puntualmente se refirió a la actitud del diputado Emanuel Martin Palmieri, a quien acusó de haber sido el principal instigador para que un reclamo de familiares de Marcelino Vargas, que en un principio era pacífica, se desborde al límite de llegar a la violencia. “tiene la idea fija de desestabilizar al gobierno provincial, sin importarle el dolor de una familia para conseguir tal fin” denuncio.

“A Palmieri lo mueve la lógica perversa de destruir, tiene nostalgia de los tiempos violentos que vivió Jujuy hasta diciembre del 2015”, indicó Jubert, tras lo cual calificó a la actitud del legislador opositor de “mezquina, antidemocrática y destituyente”.

“La falta de ideas e iniciativas lo conduce a utilizar el dolor de una familia para hacer política” indicó, en este sentido agregó que el diputado kirchnerista “no tiene capacidad para generar iniciativas, el cargo le quedó demasiado grande, sin confrontación, se le acaban los argumentos” apuntó Jubert.

“El ultrakirchnerismo está acostumbrado a las prácticas violentas, de imposición y prepotencia, eso lo vivió Jujuy con su máxima exponente Milagro Sala, ahora sus discípulos intentan reinstalar ese clima hostil, mostrando sus peores miserias. No tienen consideración el clima de angustia que genera la pandemia” analizó el legislador del Frente Cambia Jujuy.

Finalmente se mostró esperanzado en que la sociedad jujeña termine relegando definitivamente a estos grupos minúsculos que perciben en la violencia, su forma de subsistencia política.

La UCR tiene que ser la gran herramienta colectiva para construir un proyecto de provincia.
Estamos llamados a gobernar Jujuy!Tenemos la responsabilidad de darles a todos los jujeños un mejor futuro. Gerardo Morales