El precandidato presidencial por “El poder de la unión” del Frente Cambiemos, Ernesto Sanz, llamó a los jujeños a no callar frente a la violencia y el autoritarismo y los instó a redoblar esfuerzos para trabajar por una sociedad democrática y a cumplir con el mandado de defender a los que menos tienen. En el discurso que pronunció en el Club Luján, durante la presentación de la candidatura a diputada nacional de Alejandra Martínez por el Frente Cambia Jujuy, Sanz recordó una vieja anécdota de 1989 cuando Raúl Alfonsín, venció el exilio interno al que quisieron llevarlo y reflexionó: “si nosotros callamos, quién hablará?”.

“Si sienten que pierden las fuerzas, si sienten que es demasiado poderoso el adversario - que aquí en Jujuy tiene recursos, ejércitos propios con soldados violentos que persiguen, filman y amenazan- si alguna vez sienten que las fuerzas flaquean, recuerden a Raúl Alfonsín” expresó Sanz.

En otro tramo de su discurso Ernesto Sanz puso de relieve que la UCR ganó en los distritos de Mendoza, Corrientes y Santa Fé y salió segunda en Córdoba, La Rioja y el Chaco, lo que significa que –hasta este momento- es la segunda fuerza más votada de la República Argentina”. Por eso, expresó, “si el radicalismo de toda la Argentina, incluida Jujuy, el 9 de agosto es capaz de llevar a las urnas todos esos votos, no le tengo miedo a nadie, puedo ganar y ser el candidato a presidente”.

Sanz explicó que el potencial de la UCR está en su enorme despliegue territorial y en su compromiso de “encontrarse con su pueblo” y agregó que hoy “la UCR se hace cargo del anhelo de cambio de la mayoría de los argentinos que quieren vivir en un país mejor”.




LOS COMPROMISOS PARA EL CAMBIO

Consideró el precandidato presidencial que ese anhelo de cambio debe traducirse en compromisos concretos y en esa línea se comprometió –si llega a ser Presidente de los argentinos- a “cambiar la cultura de la corrupción, la cultura del unitarismo que hizo arrodillar a Gobernadores, intendentes y legisladores para conseguir migajas del poder central”. A propósito dijo que trabajará por construir un federalismo “que atienda las necesidades y los anhelos de progreso y desarrollo de los pueblos del interior del país”.

También asumió el compromiso de dar “una batalla frontal contra el narcotráfico, las redes del crimen organizado y el lavado de dinero”.

“Quiero ser Presidente para liberar a las personas humildes, para que dejen de ser rehenes y clientes de los demagogos que los tienen atados con un plan social para dominar su voluntad”. Sanz enfatizó que esta forma de esclavitud es la que conoció en Jujuy. “Gerardo Morales me enseñó que no hay mejor manera de reconstruir calidad democrática que combatiendo los esquemas clientelares que convierten a los ciudadanos en rehenes” agregó.

Finalmente el precandidato y titular de la UCR nacional, expresó: “Quiero llegar al poder para sacar a los pobres de la pobreza. No solo vamos a mantener los planes sociales, sino que los vamos a hacer universales y al final del camino les vamos a garantizar trabajo, empleo digno y, junto con esto, educación de calidad para restituirles dignidad”.

La UCR tiene que ser la gran herramienta colectiva para construir un proyecto de provincia.
Estamos llamados a gobernar Jujuy!Tenemos la responsabilidad de darles a todos los jujeños un mejor futuro. Gerardo Morales